Insumos para la construcción: se normaliza el abastecimiento

De todas maneras que “hay que esperar al menos dos o tres meses” para que los insumos para la construcción se equilibren la oferta y la demanda. Además, destacaron que el Gobierno “actuó rápidamente”.

insumos para la construcción
Después del impacto sufrido por la pandemia, la construcción exhibió durante los últimos meses síntomas de una marcada recuperación. De hecho, los datos oficiales de septiembre la ubicaron en niveles previos al desplome de marzo-abril. Sin embargo, a raíz de ese fuerte rebote y debido a la incertidumbre cambiaria, empresarios alertaron a mediados de noviembre por faltantes de insumos y ausencia de precios de referencia. Es por eso que el Gobierno decidió aplicar la Ley de Abastecimiento e intimó a los proveedores a garantizar la producción de materiales. En ese contexto, fuentes del sector remarcaron que, de a poco, la situación se va regularizando.

“Se va acomodando lentamente. No tanto por las medidas del Gobierno, sino que es el propio mercado quien lo acomoda”, sostuvo Damián Tabakman, presidente de la Cámara de Desarrolladores Urbanos, quien agregó: “Muchas empresas, cuando pudieron retomar las obras hace dos meses, salieron a acopiar. Eso pasó en coincidencia con el dólar muy alto. De modo que algunas empresas compraron materiales para todo el año. Ahora se va calmando. Igual, hay que esperar al menos dos o tres meses más para que se equilibre”.

Insumos para la construcción
“Además, ese pico de demanda se dio cuando las familias también estaban comprando mucho para refacciones hogareñas. De hecho, las ventas de cemento en bolsa tuvieron su pico histórico el mes pasado y eso no es para emprendimientos sino para obras en hogares”, agregó Tabakman.

Alejandro Ginevra, titular de GNVGroup y presidente de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (CAMESI), sostuvo que lo que ocurrió con los problemas de abastecimiento a principios del mes pasado es consecuencia del shock que supuso la pandemia: “Cuando pasan estas diferencias de precios, con la pandemia y ante cierta incertidumbre, los pequeños comerciantes guardan el stock y lo van vendiendo. Pero se está acomodando, el Gobierno actuó rápidamente y va a sancionar a quienes no entreguen materiales”. “En nuestro caso, que son obras grandes, no tuvimos ni tenemos problemas. Porque las compras se hacen con mucho tiempo de anticipación. Las constructoras grandes compran para varias obras y esos problemas no los tienen. Por lo menos, ahora. Si siguiera el problema de desabastecimiento por un tiempo, ahí sí se extendería para todos. Quizá lo sufran las constructoras más chicas, que compran en corralones, que son los que retacean el producto para venderlo más adelante”, agregó Ginevra.

Controles
Al referirse a las medidas adoptadas por el Gobierno para garantizar el abastecimiento de los materiales para la construcción, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, aseguró días atrás que se realizaron más de 95 inspecciones en el marco de la aplicación de la Ley de Abastecimiento, y dijo que con una demanda creciente se está superando un cuello de botella, no solo por la mayor actividad sino también por casos de especulación y el contexto de pandemia.

“En octubre principalmente, y también durante parte de noviembre, se configuró un cuello de botella de los insumos para la construcción producto de una demanda creciente en el sector de la construcción, que comenzó a evidenciar una recuperación muy importante y no solo de las obras grandes sino también de las pequeñas”, remarcó Español, quien se refirió también a las complicaciones en la cadena de producción: “Se generan limitaciones en la oferta, ya que algunas empresas tardan más en producir insumos, y algunas registran casos de covid, por ejemplo”.